Historia

Más de 20 años de amor a la tierra
y a su energía transmitida a través del mezcal.

El espíritu danzante despertó en 1996 con la búsqueda de la bebida perfecta por parte de Gustavo y Jaime Muñoz, hermanos gemelos que, junto al enólogo Hugo D’Acosta, realizaron un viaje a Oaxaca donde encontraron la ancestralidad líquida de la tierra: mezcal.

‘Beber mezcal hizo que me sintiera más mexicano y quería que todas las personas experimentaran ese gran placer, pues el mezcal sabe a México.’’

Gustavo Muñoz

En 1997 Gustavo, Jaime y Hugo, adquieren un palenque en desuso en Santiago Matatlán, Capital Mundial del Mezcal, donde se fundó la Destilería Los Danzantes; lugar protegido por los espíritus danzantes que, desde hace más de 20 años, son testigos de la producción  de mezcal artesanal, respetando el proceso y manteniendo viva la tradición mezcalera.

A cargo de la Destilería, se encuentra la química y maestra mezcalera Karina Abad, quien supervisa el proceso de elaboración de las siete variedades actuales de Mezcal Los Danzantes: Espadín, Tobalá, Sierra Negra, Arroqueño, Reposado, Añejo y Pechuga

Mezcal Los Danzantes se puede degustar en 25 países en los cinco continentes, llevando la tradición del mezcal artesanal a millones de paladares en el mundo.

El mezcal es una bebida mística y extraordinaria, cuando se bebe en cantidades razonables:
despierta el espíritu, calma el desamor, acompaña en la soledad y hace que el mundo se vea mejor”.

Andrés Henestrosa

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
X
Add to cart